La presión arterial es la fuerza que la sangre ejerce sobre las paredes de las arterias. Si esta fuerza se eleva, se habla de hipertensión arterial o "presión alta". La hipertensión arterial es un factor de riesgo que aumenta la posibilidad de desarrollar enfermedades cardiovasculares como la enfermedad coronaria, las hemorragias y trombosis cerebrales, la insuficiencia cardíaca, la oclusión de las arterias de las piernas y contribuye a dañar los riñones. Se la conoce comúnmente como el asesino silencioso (porque no da síntomas), y que conjuntamente con la falta de INFORMACIÓN, CONCIENCIA Y EDUCACIÓN, produce daños que al no ser diagnosticados y tratados a tiempo, pueden ser irreparables.

Existen dos "momentos claves" en la toma de la presión arterial:
  • Cuando el corazón bombea la sangre alcanza su fuerza máxima, eso se llama PRESION SISTÓLICA, y corresponde al valor más alto encontrado por el tensiómetro, en realidad, después de inflar el manguito, se empieza a desinflar, el primer ruido escuchado corresponde a esta presión sistólica.
  • Cuando el corazón "reposa", se llama PRESIÓN DIASTÓLICA y corresponde al valor mínimo, se corresponde a la desaparición de los ruidos al momento de tomar la presión arterial.
Los valores de presión arterial que se consideran normales son cifras menores a (140-90)

EN RESUMEN UNA PERSONA ES HIPERTENSA SI TIENE CIFRAS DE PRESIÓN ARTERIAL MAYORES A 140/90 MMHG, HABIÉNDOSE TOMADA LA MISMA COMO CORRESPONDE, ES DECIR CON UN TENSIÓMETRO VALIDADO Y CALIBRADO, Y POR UNA PERSONA DEBIDAMENTE ENTRENADA.

Hay diferentes situaciones fisiológicas ( normales) o patológicas ( anormales) que pueden dificultar la correcta toma de presión arterial y obtener un dato erróneo de medición,; por ello aunque parezca simple, la toma de presión arterial debe ser realizada e interpretada por un experto, ya que sino, vamos a realizar un diagnóstico equivocado, debido a una toma incorrecta.

Las cifras de presión varían con el ejercicio físico, las emociones, el dolor, el frío. Por esta razón se emplean técnicas muy rigurosas para medir la presión arterial. Aparatos defectuosos pueden determinar cifras erróneas, por ello, un valor elevado en un control en la calle, un centro comercial, siempre debe ser corroborado por enfermera o médico, empleando aparatos aprobados y controlados y en ambientes adecuados (lugar tranquilo, en reposo, etc.). La aparición ocasional de cifras elevadas justifica consultar a su médico, para que él, corrobore y analice la veracidad de la toma y haga un correcto diagnóstico de hipertensión; de esta manera se puede evitar o retrasar el desarrollo de una hipertensión establecida con el consecuente daño orgánico, o descartar una hipertensión falsa o pseudohipertensión.

EN RESUMEN, el diagnóstico de hipertensión arterial se basa, aunque parezca obvio en tomas elevadas de presión arterial, motivo por el cual, la técnica adecuada , los aparatos validados y controlados, y el conocimiento profesional, influirán para el correcto o incorrecto diagnóstico. Pensemos entonces en la importancia de tomar una medicación toda la vida cuando la misma no esta indicada porque se hizo un diagnóstico erróneo, o viceversa, no tratar a un paciente y el mismo enfermar por no haberse hecho las cosas como corresponde.
Las causas de Hipertensión Arterial ( HTA) no son bien conocidas, por ello en el 90% de los casos se la considera primaria, esto significa que no se sabe la causa, en el otro 10% hay una causa secundaria, las cuales pueden ser: enfermedades renales, enfermedades endocrinológicas, medicamentos, etc. En este último punto hay que tener en cuenta, que muchos medicamentos pueden aumentar la presión como, los corticoides, antiinflamatorios comunes, fármacos para la congestión o resfríos etc.; no obstante el paciente hipertenso puede tomar la medicación que sea necesaria, previa consulta con su médico, y será el profesional quién ajustará la medicación antihipertensiva de ser necesario.

Como ejemplo, "un paciente con artrosis, con severo dolor óseo e hipertenso, que debe tomar medicación antiinflamatoria y analgésica, y en el caso que la presión suba el médico modificará la medicación de la presión. No se automedique!!! No invente, No le copie a nadie, Usted es un caso particular.
Herencia: los familiares de personas hipertensas tienen mayor predisposición a desarrollarla.

Raza: los afro-americanos tienen mas probabilidad de presentar hipertensión arterial que otras razas como la raza blanca.

Edad: a mayor edad, mas prevalencia de HTA, es decir mas pacientes tienen presión alta, por ejemplo a los 40 años la prevalencia es aproximadamente del 40 % a los 60 años la misma aumenta al 60%.

Sobrepeso, obesidad: la tendencia a desarrollar hipertensión se incrementa con la ganancia de peso, las personas con sobrepeso tienen mayor riesgo de ser hipertensas y que la hipertensión sea más severa y de difícil manejo.

Falta de ejercicio: la actividad física reglada ( treinta minutos por día, cinco a siete días por semana como mínimo) ha demostrado bajar los valores de presión, reducir la mortalidad cardiovascular y mejorar el resto de los factores de riesgo como el sobrepeso, el colesterol elevado, los niveles de glucemia en sangre, como así también, colabora para abandonar o disminuir el consumo de cigarrillos. Por otro lado sabemos que la actividad física es benéfica en todo sentido, produciendo una sensación de bienestar físico y psíquico lo cual esta relacionado científicamente con la liberación de hormonas que producen placer (Beta endorfinas).

Para concluir el ejercicio físico aumenta la inmunidad, es decir las defensas es por ello que esta indicada y con excelentes resultados en pacientes con déficit de su inmunidad ( pacientes con HIV, CANCER etc.)

Abuso de alcohol: tomar en exceso puede aumentar la presión arterial, beber de manera moderada, ejemplo, una latita de cerveza, una copa de vino, una medida de whisky por día, no ha demostrado ser perjudicial. Hay que tener presente que cuando uno ingiere alcohol, incorpora muchas calorías por lo cual favorece el sobrepeso. Disminuir el consumo de sodio; (de sal): el exceso de sal en la dieta puede desencadenar hipertensión arterial o empeorar la presión arterial preexistente, lo correcto sería consumir menos de dos gramos por día, el equivalente a una cucharadita de té, una buena medida para evitar el abuso de sal (sodio) es evitar embutidos, fiambres, quesos duros, chorizos, aceitunas, anchoas, sopas instantáneas, papas fritas, entre otros. Otro punto importante es evitar las comidas compradas, ya que tienen en su mayoría conservantes con alto contenido de sodio. Es aconsejable, no llevar el salero a la mesa y tener presente que el sodio no solo se encuentra en la sal, sino en otros productos como los ya descriptos.

A manera de ejemplo un sándwiches de hamburguesa elaborada en casa, tiene 10 veces menos contenido de sodio y cinco veces mas calorías que la misma hamburguesa comprada; esto se debe al uso de conservantes, de grasas saturadas y harinas.

Anticonceptivos orales: las píldoras anticonceptivas pueden ser la causa de la hipertensión, pueden agravar la hipertensión existente o pueden que no tengan incidencia en la presión basal de quién las ingiere, el ginecólogo es quién debe evaluar esta situación.

Sexo: antes de los 45 años, la hipertensión es mas común en hombres que en mujeres. Entre los 45 años y los 54 años el riesgo es similar. Después de los 54 años, más mujeres que hombres tienen hipertensión. Otras enfermedades: como dijimos anteriormente hay ciertas enfermedades crónicas, que suelen presentarse o acompañarse de hipertensión, como problemas hormonales, renales, tumores etc.
Los niños pueden tener hipertensión, aunque es muy poco frecuente en ellos, las tomas de presión deberían comenzar durante la infancia y continuar toda la vida. En estos raros casos, casi siempre la hipertensión es un fenómeno, una expresión de otra enfermedad.
Definitivamente "SÍ", la hipertensión Arterial al igual que el resto de los factores de riesgo son los responsables del inicio y la progresión de la ateroesclerosis, enfermedad crónica, que empieza a muy temprana edad (20 a 30 anos), que enferma los vasos de todo nuestro organismo con predilección por las arterias de los riñones, el corazón y en especial por los del cerebro. Es por ello que es el factor de riesgo que más se relaciona con el Accidente Cerebro Vascular (ACV ), tanto isquémico (infarto Cerebral; oclusión de un vaso sanguíneo en el cerebro), como hemorrágico ( hemorragia cerebral, ruptura de un vaso intracerebral).

Como resumen la hipertensión es un factor de riesgo, que puede producir complicaciones agudas, ACV, infarto cardiaco, ceguera; o producir un daño crónico a través del desarrollo de ateroesclerosis que nos puede llevar a la muerte o a una severa discapacidad.
En primer lugar los cambios higiénico-dietéticos, es decir dieta y actividad física adaptada, (entendiendo por dieta la restricción de sal, alcohol y grasas e hidratos de carbono); que se traducirán en una disminución del peso corporal a expensas de una pérdida de grasa visceral. Este tejido graso que antes lo considerábamos inerte, hoy sabemos que no lo es, que está relacionado con la producción de hormonas denominadas adipocitoquinas, hormonas que aumentan la presión arterial y la posibilidad de desarrollar diabetes.

Este tratamiento higiénico-dietéticos debe realizarse durante 6 semanas, con controles periódicos de la presión arterial, con el objetivo de ver si la misma desciende o no; si no se obtienen resultados, se deberá indicar tratamiento farmacológico.

Es importante agregar que en los casos de pacientes fumadores, deberán abandonar el hábito tabáquico, ya que la nicotina aumenta la presión arterial.

Entonces si la presión arterial persiste elevada pese a los cuidados antes referidos o el paciente se presenta con cifras mayores a 160/100mmHg, la medicación será necesaria para controlarla. Si bien existen muchos medicamentos para controlar la hipertensión arterial, en algunos casos puede ser necesario combinarlos con el objeto de aumentar su eficacia y disminuir sus efectos adversos (sinergia medicamentosa), los que deberán ser recetados y controlados por su médico.

Los medicamentos para la hipertensión se llaman drogas hipotensoras, en muchos casos los pacientes toman otras drogas, o lo que es muy común ansiolíticos para bajar la presión, está demostrado que estos medicamentos no producen ningún efecto sobre la presión arterial, pero si generan una enorme y peligrosa adicción; en relación a esto no hay que confundir sentirse con tensión muscular, (estar “TENSO” ) a tener la presión arterial elevada, si uno esta tenso, nervioso, angustiado una medicación ansiolítica recetada por un especialista puede mejorar ese síntoma pero no la presión arterial.

EN RESUMEN LO IMPORTANTE ES QUE SU TENSIÓN ARTERIAL ESTE CONTROLADA, ES DECIR, POR DEBAJO DE 140/90MMHG, DE ESA MANERA SE EVITAN EVENTOS GRAVES COMO ACCIDENTE CEREBRO-VASCULAR, INFARTO DE MIOCARDIO, DAÑO RENAL, DAÑO OCULAR Y PROGRESIÓN DE LA ATEROESCLEROSIS.
De la pregunta se dispara una respuesta, que es una afirmación a la vez, el tratamiento debe ser personalizado, "en medicina tratamos enfermos y no enfermedades", por lo cual cada paciente es un caso puntual, por ello los tratamientos son diferentes.

Pregúntele a su médico acerca del mejor tratamiento para usted, éste, será el resultado de una correcta evaluación previa a la medicación, (historia clínica, resultados del examen físico, de otras enfermedades que usted pueda tener, y de los estudios necesarios como electrocardiograma, análisis de laboratorio, ecocardiograma, monitoreo ambulatorio de presión arterial y fondo de ojo); los cuales evalúan el daño que la presión le puede haber ocasionado o no al sistema cardiovascular; como son el engrosamiento del corazón, el compromiso de la retina o la alteración del funcionamiento renal.

De esa evaluación surge el tratamiento adecuado, personalizado para cada paciente en particular.

Actualmente, además de las tomas aisladas de presión, mencionamos el monitoreo ambulatorio de presión arterial (MAPA), el cuál realiza tomas automáticas y manuales para el diagnóstico y la evaluación del tratamiento; este aparato nos permite saber entre otras cosas, si la presión elevada de consultorio es la real o esta incrementada solo en ese momento, (hipertensión del guardapolvo blanco), cual es la presión promedio de las 24hs, si desciende la presión a la noche, en qué momentos la presión no esta controlada, en síntesis podríamos decir que la toma aislada sería una foto de la presión arterial y el MAPA la película de 24 hs.

SIEMPRE AL TRATAR UN PACIENTE CON UN FACTOR DE RIESGO, EN ESTE CASO HIPERTENSIÓN ARTERIAL, HAY QUE BUSCAR Y CONTROLAR EL RESTO DE LOS MISMOS, (COMO COLESTEROL ELEVADO, DIABETES, TABAQUISMO, SEDENTARISMO Y STRESS); YA QUE DE ESA MANERA LOGRAREMOS BAJAR LA POSIBILIDAD DE INFARTO Y ACCIDENTE CEREBROVASCULAR.

CONTROLEMOS LA HIPERTENSIÓN ARTERIAL, PERO NO DEJEMOS DE DETECTAR Y CONTROLAR EL RESTO DE LOS FACTORES DE RIESGO, COMO COLESTEROL ELEVADO, TABAQUISMO, DIABETES, SEDENTARISMO ETC, DE ESA MANERA ESTAMOS TRATANDO Y CONTROLANDO TODOS LAS FACTORES DE RIESGO PARA ATEROESCLEROSIS.

Con esos resultados su médico le prescribirá un tratamiento razonado y personalizado; es por ello que el tratamiento de otro paciente hipertenso probablemente no sea el correcto para usted.

PONGAMOS COMO EJEMPLO DOS PACIENTES.
  • Paciente de 40 años de edad que solo tiene hipertensión arterial (170/100), sin otros factores de riesgo, con estudios normales, el cuál recibirá el tratamiento higiénico dietético mas medicación.
  • Paciente de 70 años de edad 170/100 con hipertensión arterial, diabético, con colesterol alto y arritmia este paciente debe recibir un tratamiento farmacológico diferente.
¿Necesitaré una dieta especial? Si usted tiene sobrepeso, su médico le sugerirá que lo baje; por lo tanto, se lo derivará a una nutricionista, profesional adecuado, para que le indique una dieta especial baja en grasa, hidratos de carbono y sal como parte del tratamiento para su hipertensión. Especias y hierbas pueden usarse en lugar de sodio para darle sabor a su comida. Otros cambios en la dieta que le podrán ayudar son:
  • Comidas ricas en calcio.
  • Comidas que incluyan potasio, siempre que sus riñones funcionen bien; estos son cítricos, banana, tomates y verduras de hojas verdes, entre otros.
¿Debo tomar medicamentos? A veces es posible que con la realización de un correcto tratamiento higiénico dietético, ejercicios físicos, dejar de fumar y bajar de peso, no se logre llegar a las metas de presión arterial , o que su médico interprete que usted no podrá realizar las medidas antes mencionadas. En ese caso el tratamiento con remedios esta indicado. El mismo tiene por objeto llegar a los valores de tensión normal si su médico decidió tratamiento farmacológico (un remedio o más) debe ser permanente y suele ser para siempre. Aunque se reduzca su presión a valores normales y usted se encuentre bien, nunca abandone por su cuenta el tratamiento.

Si el remedio para la presión me causa efectos adversos ¿Qué puedo hacer? De surgir algún inconveniente, debería consultar a su médico acerca de estos efectos, tales como tos, edema en las piernas, dolor de cabeza, problemas sexuales, etc., es su médico quien podrá modificar la dosis o recetar otro medicamento que resulte mejor para usted. No todo lo que usted siente, se debe a que la presión esta elevada, o a los efectos adversos de los medicamentos, pregunta o situación muy común y errónea que vemos a diario; ya que la presión elevada casi nunca da síntomas y las reacciones adversas de los fármacos son poco comunes. RECUERDE QUE ESTAMOS TRAS EL OBJETIVO DE LOGRAR LOS VALORES ACONSEJABLES DE TENSIÓN ARTERIAL.

¿Por qué debo controlar la presión arterial, cuales son sus complicaciones? La presión elevada con el tiempo causa daño en el interior de las arterias (endotelio) lo que facilita el depósito de grasas o colesterol en el interior de la pared arterial favoreciendo el desarrollo de la ATEROSCLEROSIS.
Como consecuencia de estas alteraciones, pueden producirse, como dijimos anteriormente HEMORRAGIAS U OBSTRUCCIÓN de las arterias del cerebro (Accidentes cerebrovascular hemorrágicos o isquémicos respectivamente); en el corazón pueden obstruirse las arterias coronarias y dar lugar a una ANGINA DE PECHO o INFARTO y lo que es peor aumentarlo de tamaño ocasionando lo que conocemos como INSUFICIENCIA CARDIACA etapa terminal de la enfermedad cardiaca. Así mismo, el riñón puede también dañarse y producir INSUFICIENCIA RENAL, llevando al paciente a diálisis, dañar los vasos de las piernas, produciendo mala circulación, lo que se puede traducirse en dolor llamado (CLAUDICACION INTERMITENTE), ya que el paciente tiene que parar la marcha de manera periódica por el dolor; dañar los ojos hasta la ceguera. Hoy sabemos además que los pacientes hipertensos tienen mucho mas riesgo de presentar disfunción sexual. En este punto, los pacientes hipertensos medicados y controlados de manera tienen menos incidencia de impotencia, que los pacientes no controlados. El número de complicaciones que se producen a lo largo del tiempo disminuirá o se evitará, con un tratamiento y control adecuado.

Nuestro Instagram