Hoy sabemos que esta enfermedad, no sólo se trata, sino que además podemos frenarla y más aún, "hacerla regresar". Insistimos en esto ya que es un descubrimiento reciente de la Investigación Clínica en Seres Humanos y nos alienta a tratar de manera enérgica a nuestros pacientes con el objetivo, que ellos tengan un mejor pronóstico en calidad y cantidad de vida.

El colesterol es una sustancia que se encuentra en la grasa sólo de origen animal (carnes, lácteos, huevos y derivados); no existe en la grasa de origen vegetal. Cuando el colesterol LDL (Colesterol Malo) ingresa a nuestros vasos sanguíneos, se produce la tan conocida enfermedad ateroesclerótica.

Esta Enfermedad empieza a edades tempranas de la vida y su progresión está directamente relacionada con el nivel de colesterol malo y el número y magnitud de los otros factores de riesgo, de allí la importancia como hemos mencionados en los distintos apartados, de "no solo ver el árbol", sino el "todo el bosque"; es decir buscar, detectar el resto de los factores de riesgo, que en este caso pueden acompañar al aumento del colesterol, médicamente llamado DISLIPEMIA.

El colesterol, al igual que los triglicéridos, son grasas que se encuentran en la sangre, el organismo puede producirlo u obtenerlo al comer carnes y otros alimentos de origen animal. Esto es importante ya que, en muchas oportunidades, vemos personas con su peso controlado y realizando actividad física y, pese a ello, su colesterol en sangre está elevado. Esto se debe a que este problema, muchas veces genético, está relacionado, casi siempre, con un aumento en la producción de esta sustancia por parte del hígado; entonces "LOS PACIENTES QUE TIENEN COLESTEROL ELEVADO EN SANGRE EN SU GRAN MAYORÍA, SE DEBE A QUE SU ORGANISMO LO PRODUCE DE MÁS"

El colesterol no es dañino para el organismo, si lo es cuando el mismo se encuentra elevado en la sangre; el organismo utiliza el colesterol para producir hormonas, vitamina D y ácidos biliares que ayudan a digerir la grasa que adquirimos en las comidas, sin embargo, se necesita una pequeña cantidad de colesterol en la sangre para satisfacer estas necesidades. Es importante destacar que no existen enfermedades o trastornos por colesterol bajo; todo lo contrario, a menor colesterol LDL, menos complicaciones y menos muerte por enfermedad cardiovascular.

Demasiado colesterol en la sangre puede contribuir a que se formen placas ateroescleróticas (depósitos grasos que se forman en las paredes de los vasos sanguíneos) en arterias del corazón, cerebro, piernas y riñones etc. Estos vasos son los que más se enferman con ateroesclerosis, produciendo infarto cardíaco, accidente cerebrovascular, gangrena de los miembros inferiores y daño renal que, muchas veces, termina en diálisis.
Sí, SE DETALLAN A CONTINUACIÓN :

  • Lipoproteínas de baja densidad LDL, ("Low Density Lipoprotein" por sus siglas en inglés): un tipo de colesterol “malo” que ocasiona que la placa crezca y bloquee las arterias. Si su colesterol LDL está elevado, disminuir estos niveles podría prevenir el desarrollo o el empeoramiento de las enfermedades ateroescleróticas mencionadas anteriormente, es más; hoy sabemos que niveles muy bajos de este colesterol, ayudan no solo a detener el proceso ateroesclerótico, sino también a la regresión de esta enfermedad, este ha sido un descubrimiento muy reciente y relevante en el tratamiento de esta enfermedad.
  • Lipoproteínas de alta densidad HDL, ("High Density Lipoprotein" por sus siglas en inglés): un tipo de colesterol “bueno” que ayuda a sacar el colesterol de la placa ateroesclerótica, se sabe que tener alto el colesterol HDL tiene una relación inversa con la posibilidad de desarrollar enfermedad ateroesclerótica, no obstante los tratamientos dirigidos a aumentar este colesterol HDL, han fallado en reducir la mortalidad y las complicaciones de la Ateroesclerosis.
  • Triglicéridos: es la forma más común de grasa almacenada en el cuerpo. Normalmente se encuentra sólo una pequeña parte en la sangre, los valores de triglicéridos deben estar por debajo de 150 mg, es importante tener en cuenta que cuando estas partículas superan los valores de 500mg/dl, hay peligro de que se produzca una enfermedad grave llamada Pancreatitis,(inflamación y/o destrucción de la glándula pancreática).
Por último el valor te triglicéridos en sangre esta directamente relacionada a la ingesta reciente de grasa e hidratos de carbono, por lo cual es común su gran variabilidad en los valores de los análisis en sangre, cosa que no sucede con el colesterol LDL.

Es necesario destacar que, por ahora y en relación con las recomendaciones INTERNACIONALES DE TRATAMIENTO DEL COLESTEROL, "lo más importante es tener el colesterol LDL bajo", de acuerdo al riesgo de cada persona de tener un problema cardiovascular.

Como ejemplo de lo recientemente mencionado, un paciente que ya presentó un infarto, un accidente cerebrovascular o es diabético debe tener el colesterol LDL por debajo de 70 mg; un paciente que no presentó un evento cardiovascular, pero tiene más de dos factores de riesgo, debe tener niveles menores a 100 mg de colesterol LDL.

No obstante las nuevas recomendaciones mundiales para el tratamiento de las dislipidemias; (colesterol LDL elevados en sangre); focalizan el tratamiento con medicamentos llamados Estatinas, para cuatro grupo de pacientes de riesgo, los cuales se deberían recibir tratamiento de por vida, ya que se ha encontrado evidencia científica que este tratamiento, es seguro, eficaz y reduce los eventos cardiovasculares y la muerte por esta enfermedad.
Tanto el colesterol como los triglicéridos proceden de las grasas ingeridas en la alimentación, pero el hígado es el principal responsable de volcarlos a la sangre y regular su concentración en la misma. Del total de colesterol circulante, sólo de un 20 a un 30% se relaciona directamente con la cantidad que se ingiere, el resto es fabricado y sintetizado por el hígado.

La cantidad que fabrica el hígado no es igual en todas las personas, algunas fabrican más y otras menos. Por eso, se puede tener colesterol alto y comer relativamente pocas grasas.

Hacemos hincapié en esto ya que muchos pacientes que están realizando actividad física y dieta, y que han logrado reducir su peso, pueden seguir teniendo elevado su colesterol LDL, por lo tanto deberían seguir con el tratamiento higiénico dietético y farmacológico y nunca abandonar lo que su médico le ha indicado, POR ELLO ESTOS TRATAMIENTOS CUANDO ESTÁN BIEN INDICADOS SON PARA TODA LA VIDA.
Como lo hemos mencionado anteriormente existen tres fracciones importantes a medir, el LDL o lipoproteína de baja densidad, también conocida como colesterol malo, es el componente principal del colesterol que se utiliza para relacionarlo con los problemas cardiovasculares, otros análisis de laboratorio útiles, son el HDL colesterol, también conocida como colesterol bueno, los triglicéridos y el colesterol total.

En algunos casos puntuales, los especialistas en problemas de colesterol, pueden solicitar Apolipoproteína B o A, un análisis más específico del colesterol malo y bueno respectivamente.

Como los valores de estos análisis se ven afectados por las comidas, se recomienda ayuno, de 9 a 12 horas antes de realizarlos. Los valores de laboratorio para el colesterol son distintos en los adultos y los niños. Las personas que tienen colesterol LDL bajo, colesterol HDL alto y triglicéridos normales tienen menos riesgos de tener problemas cardiovasculares.
Colesterol total: menor a 200 mg/dl.
Colesterol HDL: mas de 40 mg/dl en el hombre, y más de 50 mg/dl en la mujer.
Colesterol LDL: menos de 100 mg/dl o menos de 70 mg/dl "EN RELACION AL RIESGO"
Triglicéridos: menos de 150 mg/dl.


ESTO ES LO QUE SE DENOMINA PERFIL LIPÍDICO, Y ES LA BATERÍA DE ANÁLISIS QUE UNO NECESITA PARA SABER QUE TIPO DE PROBLEMA DE LÍPIDOS ( DISLIPEMIA) TIENE UN PACIENTE Y COMO TRATARLO.
Cambios en el estilo de vida.

Actividad física 30 minutos o más por día como mínimo, esto ayudará además a:
  • Elevar el colesterol HDL
  • Reducir el colesterol LDL en algunas personas
  • Reducir la presión sanguínea
  • Mejorar el control de la diabetes
  • Mejorar la función cardíaca
  • Aumentar su autoestima
  • No fumar.
  • No beber alcohol excesivamente.
  • Peso saludable, a través de una correcta dieta, medida en donde el especialista en nutrición es fundamental.
Cambios en la dieta:

  • Elija alimentos con bajo contenido de grasas saturadas y colesterol. (lea la información impresa en los productos que compra, por ejemplo grasas trans, grasas saturadas etc.)
  • Reduzca el uso de ácidos grasos trans ya que pueden elevar el colesterol LDL.
  • Incremente el consumo de fibras solubles (frutas, verduras y cereales, por ejemplo).
Alimentos con alto contenido en grasas saturadas y colesterol

  • Alimentos animales como carnes con grasa, mortadela, salchichas, panceta.
  • Lácteos como crema, leche entera, quesos, queso crema, helados.
  • Ciertas grasas sólidas como manteca o grasa de fritura.
  • Chocolate y coco.
  • Cualquier comida elaborada con estos alimentos, especialmente postres, pasteles, galletas, barras de dulce, sopas con crema, salsas y pizzas.
  • Yema de huevo (las claras no tienen grasa ni colesterol).
  • Vísceras (hígado, riñones, sesos y mollejas).
¿Qué actividad física debo realizar? Consulte a su médico antes de iniciar un programa de ejercicios físicos, para que le otorguen el certificado médico correspondiente, si no ha hecho ejercicio regularmente, comience lentamente con actividades como las siguientes:
  • Caminar.
  • Usar escaleras en lugar de ascensor.
  • Jardinería.
  • Quehaceres domésticos.
  • Bailar.

Si se siente cómodo con estas actividades puede comenzar a incluir otras aeróbicas como:
  • Caminar a paso rápido.
  • Correr.
  • Nadar.
  • Andar en bicicleta.
  • Jugar tenis.
Hay que tener presente que la actividad física, conjuntamente con la dieta, llevan a un descenso de peso y a una mejoría de su condición física y psíquica, al igual que a la mejoría del resto de sus factores de riesgo, como la hipertensión, diabetes y tabaquismo.

Es importante agregar que "no existen contraindicaciones para realizar actividad física", la misma debe ser indicada de acuerdo a cada paciente, por ello hoy hablamos de ACTIVIDAD FÍSICA ADAPTADA, eso define cuales son los ejercicios físicos indicados para cada persona.

Cuando uno indica ejercicios, lo óptimo sería que el paciente sienta un bienestar, físico, psíquico y social, lo que ayudaría a que no lo abandone y que de esa manera incremente además su autoestima.

No lo dude, esto es lo más importante del tratamiento. Además, depende de usted, sólo de su voluntad. ALERTA: Si le duele el pecho, se siente débil, mareado o con falta de aire mientras hace ejercicios, deténgase y hable de inmediato con su médico.

Tratamiento farmacológico (con medicamentos)

Desde hace muchos años existen drogas para bajar el colesterol total y el colesterol LDL, de todos esos medicamentos, SOLO LAS ESTATINAS han logrado disminuir las complicaciones cardiovasculares y la muerte cardiovascular, en pacientes en prevención primaria ( pacientes con factores de riesgo pero que no han tenido ninguna complicación cardiovascular), como en pacientes en prevención secundaria (pacientes que han tenido alguna complicación cardiovascular, como infarto de miocardio o accidente cerebrovascular. Estas drogas son ampliamente usadas, seguras y deben ser recetadas por su médico.

Alguna de ellas: ATORVASTATINA ROSUVASTATINA SIMVASTATINA FLUVASTATINA, TODAS HAN DEMOSTRADO CLAROS BENEFICIOS Y NO HAY UNA MEJOR QUE OTRA.

Puntos clave que debemos recordar
  • Debido a que el colesterol LDL, esta directamente relacionado a problemas cardíacos, su médico le solicitará los análisis adecuados para chequear los niveles de lípidos en sangre.
  • Debe hacerse un perfil de lípidos totales, esto incluye medir el colesterol total, el LDL, el HDL y los triglicéridos, ya que esos análisis son los necesarios para hacer un correcto diagnóstico y tratamiento.
  • Si los lípidos en sangre no están en niveles adecuados, el tratamiento debe incluir cambios en el estilo de vida, estos se pueden combinar con medicamentos, que incluso a veces pueden ser necesarios tomarlos toda la vida.
  • Tenga presente que el colesterol elevado es el factor de riesgo más importante para padecer enfermedad cardiovascular de origen ateroesclerótico.


Dicho de otra manera, colesterol LDL elevado es sinónimo de Ateroesclerosis precoz.

Nuestro Instagram